Los auténticos Crespillos de Alcázar, los de Lorca

Los crespillos son un producto típico de la zona de Lorca que originalmente se elaboraba en cada casa, con la masa de pan sobrante. El crespillo, es un producto típicamente lorquino y murciano, que nos define como pueblo, ya que es un producto resultante del ingenio de nuestras gentes, que a lo largo de la historia han sabido adaptarse a las circunstancias, aprovechando todos los recursos disponibles con gran creatividad y un espíritu emprendedor gracias al cual lo crespillos han llegado a nuestros días, con su receta intacta.

Nuestros crespillos están elaborados con ingredientes locales, de manera totalmente artesanal y siguiendo su receta original. Solo utilizamos los mejores ingredientes y dejamos que el producto se tome su tiempo para conseguir los mejores crespillos que podemos crear para vosotros.

1. Productos locales

El secreto de nuestros crespillos, es un secreto a voces. Para su elaboración solo utilizamos productos de cercanía, como harinas y pimentón de nuestra tierra, Murcia. Solo así se consigue un sabor auténtico.

2. Masa de elaboración propia

Todas nuestras masas las realizamos nosotros mismo en nuestro obrador, solo de esta manera podemos garantizar que se trata de un producto 100% natural, sin colorantes ni conservantes, hecho con todo el cariño de la familia Alcázar.

3. El tiempo

Vivimos en una sociedad acelerada, pero hay cosas, en las que el tiempo es un ingrediente indispensable… Nuestro crespillos se elaboran respetando los tiempos que cada proceso necesita para que se produzca la “magia”.

4. Sonrisas

Hacemos crespillos para María, para Juan, para Marta y cada día para más gente. Como empresa familiar, el contacto con nuestros clientes es la alegría de cada día, y cada mañana, cuando elaboramos los crespillos, lo hacemos pensando en ellos.

Disfrútalos como y cuando quieras

Los Crespillos de Alcázar son ideales como snack o aperitivo, para picar entre horas o como acompañamiento crujiente en infinidad de platos. Nuestro crespillo solo tienen ingredientes naturales, y no contienen colorantes ni conservantes, por lo que aportan nutrientes de calidad, como hidratos de carbono y vitaminas